Cuando yo, como ex pastor pienso del diaconado, lo primero que me viene a la mente es, colaboradores en el reino. Los diáconos efectivos y eficientes, son los que dan la mano, meten al hombre y mano a mano, bajo el liderazgo del pastor, pastorean y sirven las mesas de la iglesia. La mesa del Señor, la mesa de los pobres y la mesa del pastor.

Son los que, concientes de su llamado, ponen todas sus energías, dones y talentos al servicio del Señor. El servir como diácono, no es un nombramiento, es más que eso, es un llamado divino, así como lo es el ser pastor. Por lo tanto el diácono, no es un sargento o capataz, es un siervo. Y como siervo, sirve al gusto y dirección del que fue llamado por Dios y por la iglesia para servir como el obispo. En forma sinérgica, los líderes de las iglesias, enfocan todas sus esfuerzos, estrategias y metas, para exaltar a Cristo, fortalecer Su iglesia y extender Su reino.

Hay tanta confusión y mal entendimiento sobre el diaconado, que esperamos la conferencia sobre el tema, resulte de gran interés para todo pastor e iglesia. Creo que en esta conferencia, si pueden y deben invertir, oración, tiempo y dinero. Estoy considerando, un viernes por la noche y el sábado hasta las 3 de la tarde. Estoy, tentativamente separando el fin de semana de noviembre 21 y 22, aquí en Fresno. Me gustaría, escuchar su opinión sobre la fecha. Pero hágalo lo más pronto posible. Sé, que cuando hacemos esto, hay diferentes opiniones y fechas, pero esto es sólo una encuesta para mí.

Preguntas de la encuesta: Son sus diáconos presentes:

  1. ¿Responsables, prestos y accesibles?
  2. ¿Tienen la actitud y corazón de siervos?
  3. ¿Conocen la doctrina y práctica Bautista?
  4. ¿Son humildes, sumisos y obedientes al pastor?
  5. Con tres letras se pueden describir. F. E. A. Gente fea. Fieles, enseñables y acomedidos.

Si tiene varones que sienten el deseo de ser diáconos, enlístelos y tráigalos. Necesitamos más obreros en la mies del Señor. No sólo predicadores, pastores y evangelistas, hay necesidad de diáconos y siervos. Hombres sabios, no sólo inteligentes. De buena conducta y discretos, no sólo asistentes. Conocedores y firmes en la Palabra y doctrina. Buenos mayordomos de todo lo que son y poseen. Con buena reputación en sus hogares y con sus conyugues. Hombres que puedan mantener el barco a flote, en medio de la tormenta. Estos serán temas que discutiremos en amplio en el seminario.

Le invito a comentar y sugerir algo mejor o cualquier cambio que usted crea conveniente. Yo sólo quiero ser un canal de ayuda y provecho para el Cuerpo de Cristo.

Diáconos, La palabra griega en la Biblia para diácono es diakonos, que significa siervo.

El mejor ejemplo de servicio lo vemos en el Señor Jesucristo. (Juan 13:1-17, Hebreos 12:1-3; Mateo 11:28-30) Cuando una Iglesia tiene un buen grupo de “Siervos” diáconos, es bendecida en forma extraordinaria. Cuando estos hombres son hombres de fe, llenos del Espíritu Santo y de buen testimonio, la Iglesia no puede menos que multiplicarse.

¿A qué están llamados los diáconos?

  • ¿De qué maneras concretas pueden cuidar los diáconos a un mundo necesitado?
  • ¿Cómo pueden los diáconos cambiar la sociedad en la que viven?
  • ¿Qué creemos respecto a nuestra misión en el mundo?
  • El ministerio del diácono

LOS DIACONOS SON LLAMADOS A SERVIR

Los diáconos son los siervos de la Iglesia, bajo la dirección del pastor.

En realidad, los diáconos sirven tres mesas: La mesa de los pobres; La mesa del Señor y la Mesa del pastor (Hechos 6:1-7)

Los diáconos no son los capataces, son los esclavos, siervos de Jesucristo.

  • Ni siquiera son sargentos, son soldados rasos.
  • No son los que tienen recoger la ofrenda.
  • No son los espías, ni agentes de seguridad, son siervos.

LOS DIACONOS PUEDEN CAMBIAR LA SOCIEDAD EN QUE VIVEN

Siendo modelos de servicio (Mateo 25:31-46)

Una conducta integra en todo sentido de la palabra.

  • Fieles a los cultos y servicios de la Iglesia.
  • Fieles en dar a Dios lo que es de Dios, buenos dadores, no sólo diezmadores. Un diacono que no sabe diezmar, es como un pescado que no sabe nadar.
  • Fieles y dedicados a evangelizar, así como a estudiar la Palabra.

LOS DIACONOS SIRVEN A LA DISPOSICION DEL PASTOR

El pastor es la cabeza del liderazgo y todo se levanta y se cae en él. Su responsabilidad es total, aunque su énfasis es en lo espiritual, en la salud de la Iglesia.

Por otro lado los diáconos son los líderes y siervos de la Iglesia, tanto en lo espiritual como en lo material. Los dos son como una yunta de bueyes. Uncidos labran, la labranza del Señor (1 de Corintios 3:1-9)

El pastor no es superestrella, es el obispo, sobreveedor y junto con los diáconos, sirve a la Iglesia (Hechos 20:28)

EL VERDADERO DIACONO, O SIERVO, TOMA LA TOALLA Y EL LEBRILLO

LOS DIACONOS DEBEN SER DE 5 emes (M)

  1. Miembros comprometidos. Con Cristo, la Iglesia, el pastor, Etc.
  2. Ministros canalizando la gracia divina. Sirviendo.
  3. Mensajeros de la palabra. Evangelizando.
  4. Magnificadores del carácter y naturaleza divina. Alabando.
  5. Modelos del carácter y la integridad de Cristo. Andando en Sus pisadas.

EL DIACONADO BIBLICO

La palabra “diáconos” significa servidor o ministro, y viene de la palabra usada en el Nuevo Testamento, para designar una posición especial en la iglesia. Por lo tanto, el ser diácono, se refiere a un ministerio especial en el cuerpo de Cristo. Tanto el puesto como los requisitos Bíblicos, demandan las más altas cualificaciones morales y espirituales, de aquel que ha de ocupar esta posición de servicio.

1. REQUISITOS ESPIRITUALES (Hechos 6:1-6)
A. Lleno del Espíritu Santo.
B. Lleno de sabiduría.
C. Lleno de fe.

2. REQUISITOS MORALES (1 de Timoteo 3:8-10 y 12-13)
A. Merecedor de respeto
B. Sincero.
C. No un dado al vino.
D. No un codicioso.
E. Esposo de una mujer.
F. Controla y tiene un hogar saludable.

3. REQUISITOS PARA LA ESPOSA (1 de Timote 3:11)
A. Digna de respeto
B. No una chismosa.
C. Templada
D. Confiable en todo.

4. REPONSABILIDADES PRÁCTICAS DEL DIACONADO.
A. Fiel y leal al pastor y su equipo.
B. Fiel y responsable en la asistencia a los cultos de la iglesia.
C. Deseoso de participar en las actividades y programas de la iglesia y sus ministerios. (Escuela Dominical, evangelismo, ministerios asignados, Etc.)
D. Consistente en la mayordomía de la vida, así como en las finanzas. Sí, debe ser un diezmador o mejor todavía más, un dador alegre.
E. Evangeliza y da testimonio personal de su fe regularmente.
F. Asiste a las reuniones regulares de los diáconos.
G. Participa en la asimilación de los nuevos miembros.
H. Es activo en las asignaturas semanales del ministerio de diáconos.

Conoce bien la doctrina Bautista y sabe cual es la misión de la iglesia. Apoya y es fiel al pastor de la iglesia. Sabe que su ministerio es pastoral, en su naturaleza y enseñanza Bíblica.

¿Cree usted que califica para tomar este puesto? ¿O cree usted que Dios le llama para servir como un diácono en su iglesia?

Hermano pastor, tiene usted a varones, que anhelan servir a Cristo en su iglesia. Déles este papel y mándeme sus nombres. En noviembre 22 tendremos, aquí en Fresno un seminario para varones, en servicio y los que desean servir. Si desea mas información, escríbame o llame al 559-779-8946

DIACONOS

Porque el diaconado es una posición y un ministerio, el grupo de diáconos en la iglesia no es una mesa directiva, ni tampoco un comité. El diaconado es una labor o ministerio para ser realizado y al mismo tiempo es un puesto Bíblico, que requiere ciertas cualificaciones especificas {1 de Timoteo 3:8-13}, nos presenta los requisitos esenciales para servir como diácono. Integridad y madurez espiritual, son sobresalientes. La Biblia enseña que los diáconos son los que deben proveer, las necesidades y cuidado de la membresía de la iglesia.

Sólo hay dos puestos mencionados en el Nuevo Testamento. Y los dos no están en competencia, más bien se complementan uno al otro. Uno de ellos es el del obispo o pastor; el otro es el que vela por las necesidades físicas del cuerpo. Así lo asían las iglesias en Jerusalén, Filipo y Efeso. La iglesia local, en el presente, requiere hombres del mismo calibre, para guiar, proveer cuidado y discipular, modelando el espíritu de servicio en la congregación.

Además debo decir, que en la Biblia se menciona una “diaconisa.” Y aunque nosotros los Bautistas del Sur tengamos en la mayoría de nuestras iglesias hombres, no cabe en duda que desde una perspectiva bíblica también pueden colaborar mujeres. En Romanos 16:1 y posiblemente en Filipenses, tenemos a dos hermanas que servían en este puesto. Para las esposas de los diáconos bien pueden y deben ser las diaconisas. Porque para mi, la pareja sirve como equipo.

TIPICAMENTE LOS DIACONOS HACEN:

  • Cuidan y distribuyen el almacén de comida a los necesitados. (También ayuda financiera, Etc.)
  • Administran los elementos de la Cena del Señor con el pastor.
  • Administran disciplina preventiva.
  • Tienen cuidado de los enfermos y afligidos. (Casa y hospital)
  • Atienden a las necesidades físicas de la congregación.
  • Testifican y evangelizan a los incrédulos.
  • Y cualquier otra cosa pastoral, que el pastor les pida que hagan.

El pastor y la congregación, bajo la dirección del Espíritu de Dios, deciden cuando es apropiado y necesario llamar, buscar o elegir a varones a llenar este puesto importante.

Una vez establecido este ministerio, se elige un presidente y este con el pastor, desarrollan el plan del ministerio diaconal en la iglesia. El presidente, forma parte del concilio o ministerio de liderazgo de la iglesia. Los diáconos cooperan y trabajan muy cerca del nuevo ministerio pastoral, para el cuidado y dirección de la iglesia.

Los diáconos y si desean o si tienen diaconisas:

  1. Son siervos y lideres espirituales de la iglesia.
  2. Proclaman el evangelio de Cristo.
    En testimonio personal
    Y en el apoyo evangelístico y de alcance de la iglesia
  3. Cuidan de la iglesia y la comunidad:
    Ministrando en tiempos de crisis.
    Refiriendo a personas necesitadas a las agencias de ayuda y socorro.
    Haciendo el programa familiar de la iglesia.
    Asistiendo al pastor, en las diferentes áreas del ministerio.
    Administrando los ministerios de benevolencia de la iglesia.
  4. Edificando el compañerismo y manteniendo la armonía en la iglesia.
    Asistiendo en las ordenanzas de la iglesia, en el Bautismo, la Cena del Señor,
    Y cooperando en la asimilación de nuevos miembros a la iglesia.
  5. 4. Sirviendo como un líder cristiano ejemplar:
    Viviendo y modelando un estilo de vida Cristo céntrico.
    Siendo ejemplo como líder en las responsabilidades de la iglesia
    Siendo modelo en la participación personal actividades
16