El ser pastor es uno de los privilegios que Dios le ha dado al hombre. Es una tarea ardua, complicada y delicada, pero con una mejor, mayor y eterna recompensa. Nosotros como pastores, velamos por las ovejas y tratamos de alimentarlas de la mejor manera. William Still menciona lo siguiente: “El pastor, por definición, es un pastor que alimenta. Él es subpastor del rebaño de Dios. Su tarea principal es alimentar al rebaño guiándolos hacia pastos verdes… El pastor está llamado a alimentar a las ovejas, incluso si las ovejas no quieren ser alimentadas”. Por tanto, debemos alimentarlas bien, Dios requiere de todos sus pastores que alimenten a sus rebaños ¡Qué gran privilegio! ¿No cree?

En su encuentro con Pedro en Juan 21, Jesús expresó la importancia de alimentar a las ovejas. En su mandato a Pedro, Jesús usó dos veces el término bosko, que significa «Yo alimento» (vv. 15, 17). A Jesús le importa el alimento espiritual y a nosotros igualmente debe importarnos. Nuestra meta no es “caerles” bien a las ovejas, darles una dieta light para que no se ofendan o se vayan de nuestra iglesia sino predicar con poder para que estén bien nutridas ¡Nutre sus almas! Después de decir esto la pregunta lógica sería: ¿qué tanto te importa la alimentación de tu iglesia? ¿qué tanto dedicas tiempo al estudio de la Palabra?

Una de las cosas que más disfruto de ser pastor es el tiempo de la preparación del sermón. Dios confronta mi vida y me prepara para comunicar Su verdad. Muchos de los congregantes quizás, creen que es fácil predicar o no se necesita mucho tiempo de preparación, pero si usted es pastor, estará de acuerdo conmigo en que son horas de estudio, reflexión y oración en las Escrituras. Por tanto, si queremos ser excelentes para Dios y cuidar de lo que él nos ha dado para alimentar, necesitamos invertir un buen tiempo en nuestra preparación

Como queremos ser eficientes con el tiempo necesitamos todos los medios o herramientas posibles para hacerlo. En mi experiencia, he encontrado en la herramienta (software) “LOGOS“ gran utilidad para lograr este objetivo. No sólo tengo Biblias de distintas versiones, comentarios bíblicos o libros de referencia a la mano, sino también tengo de manera rápida y sencilla la búsqueda de palabras en su idioma original, que, si usted es un estudiante serio de la Palabra, entenderá que es muy importante. Me encanta tener la herramienta de Análisis de texto que me permite profundizar más en el pasaje que voy a predicar. Si usted no conoce muy bien la arqueología bíblica, aquí puede encontrar un Atlas focalizado en donde puede ver cualquier tipo de lugar y dar una explicación más profunda en sus predicaciones o estudios dominicales. Puede explorar los Salmos y los nombres de Dios y aún mejor puede buscar cualquier tipo de tema o palabra.

Y sé que dirá, “bueno, pero es una herramienta cara” y lo entiendo porque yo era uno de esos, pero cuando se usa y se compara con las grandes ventajas que se obtienen, la inversión valdrá la pena. No necesita tener todos esos libros abiertos en su escritorio, ocupando todo el espacio, ni tampoco andar cargando con ellos para todos lados, esta herramienta es muy práctica que tiene todos esos libros almacenados en algún dispositivo. Con esta herramienta ahorro mucho tiempo en mi estudio y lo puedo ocupar en visitación o en dar consejerías. Como profesor de Seminario me ha ayudado a tener en orden los temas que quiero tocar en mis clases y si algo no sé lo puedo buscar ahí de forma sencilla. Y si usted no está capacitado del todo, LOGOS tiene cursos para ti enfocados a cada área de la vida cristiana. Esta herramienta me ha ayudado a ser más eficiente en mi ministerio, es tan práctica que la puedo usar y tener en cualquier dispositivo móvil. Date la oportunidad de conocer esta increíble herramienta, ahorra tiempo y se eficiente en tu ministerio.

SOLI DEO GLORIA

Autor: Miguel Gómez

Originario de Puebla, México. Tiene una licenciatura en Teología por parte del Seminario Bíblico de Puebla, pastor bivocacional de Iglesia Bíblica Bautista Ágape, profesor de teología y actualmente cursando la maestría en Divinidades por FIET.


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!