La fértil imaginación de nuestro querido hermano Harold Segura se ha inspirado por los juegos de la copa mundial de futbol para contextualizar de nuevo el evangelio en y para América Latina.

El pueblo tico está loco de alegría por nuestras victorias sobre Uruguay e Italia. Una consigna poco realista del gobierno anterior de Laura Chinchilla,  en letras grandes en la entrada al aeropuerto, rezaba “Bienvenidos al pueblo más feliz del mundo”. Ahora sí, gracias al futbol, somos el pueblo más feliz de América Latin, por unos días.

El destacado intelectual costarricense, Armando Vargas Araya, comentó que Costa Rica hizo el milagro de convertir el grupo de la muerte en el grupo de la victoria sobre la muerte. Los y las locutores de televisión repetían la versión popular y más tica, que nuestros muchachos convirtieron el grupo de la muerte en el grupo de “pura vida”

Hoy jueves al mediodía nuestra hija Rebeca almorzó con unos amigos muy queridos. En su oración al  inicio de la comida, don Ángel concluyó, “Y Señor, no queremos inmiscuirte en el futbol, pero si es tu santa voluntad estaríamos muy agradecidos si ayudaras a nuestro equipo a ganar frente a Italia”.  Y miren ustedes, ocurrió el milagro y ganamos.

Hace unos años, cuando me tocaban unas conferencias en Honduras, preparé unas hojas para el grupo. Llevé el texto en un disco y en Honduras me prestaron una impresora. Cuando repartí las hojas todos comenzaron a reirse y me dijeron, “No sabíamos que Dios es tico”. El tema de la primera conferencia era “Dios es ético”, pero la impresora prestada suprimió todas las vocales con acento y salió “Dios es tico”.

Una foto que Harold Segura puso en Facebook muestra un pequeño David tico contra un Goliat italiano gigantesco y amenazante..

¡Que bendición es el humor (y el deporte), evidencias claras de la imagen de Dios en nosotros y de su gracia en nuestras vidas!

Juan Stam

Autor: Juan Stam

Teólogo Costaricense y autor de Las Buenas Nuevas de la Creación. El profesor Stam también es conferencista. Ver su sitio personal.



No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!