Adquiera su copia digital aquí

Contenido

Prefacio

PRIMERA PARTE:
DIOS REVELADO COMO
CREADOR

Revelación La Escritura es la palabra de Dios

Interpretación Los cristianos podemos comprender la palabra de Dios

Revelación General Dios es real, y esto es conocido de todos

Culpa El efecto de la revelación general

Testimonio Interno El Espíritu Santo es quien autentica las Escrituras

Autoridad Dios gobierna a su pueblo por medio de las Escrituras

Conocimiento El verdadero conocimiento de Dios procede de la fe

Creación Dios es el creador

Revelación de Sí Mismo “Éste es mi nombre”

Existencia En Sí Mismo Dios siempre ha sido

Su Trascendencia La naturaleza de Dios es espiritual

Su Omnisciencia Dios ve y sabe

Su Soberanía Dios reina

Su Omnipotencia Dios es omnipresente y omnipotente

Predestinación Dios tiene un propósito

Trinidad Dios es uno y tres

Santidad Dios es luz

Bondad Dios es amor

Sabiduría La voluntad doble de Dios es una sola

Misterio Dios es incomparablemente grande

Providencia Dios gobierna este mundo

Milagros Dios manifiesta su presencia y su poder

Su Gloria La manifestación de la gloria de Dios exige que nosotros le demos gloria

Idolatría Dios exige una fidelidad total

Ángeles Dios utiliza agentes sobrenaturales

Demonios Dios tiene enemigos sobrenaturales

Satanás Los Ángeles caídos tienen un caudillo

Humanidad Dios hizo a los seres humanos a su imagen

El Ser Humano Los humanos son cuerpo y alma, en dos géneros

SEGUNDA PARTE:
DIOS REVELADO COMO
REDENTOR

La Caída La primera pareja humana pecó

El Pecado Original La depravación infecta a todos

Incapacidad Los seres humanos caídos son libres y esclavos a un tiempo

El Pacto Dios lleva a los humanos llenos de pecado a un pacto de gracia

La Ley Dios legisla, y exige obediencia

La Ley En Acción La ley moral de Dios tiene tres propósitos

Conciencia Dios nos enseña y purifica nuestro corazón

Adoración Dios nos da unas pautas litúrgicas

Los Profetas Dios envió mensajeros para que proclamaran su voluntad

La Encarnación Dios envió a su Hijo para salvarnos

Dos Naturalezas Jesucristo es totalmente humano

El Nacimiento Virginal El nacimiento de jesucristo fue milagroso

Maestro Jesucristo proclamó el reino y la familia de Dios

Impecabilidad Jesucristo estaba totalmente libre de pecado

Obediencia Jesucristo cumplió con la voluntad redentora de su Padre

Vocación La misión de Jesucristo fue revelada durante su bautismo

La Transfiguración Cómo fue revelada la gloria de Jesucristo

La Resurrección Jesucristo fue levantado de entre los muertos

La Ascensión Jesucristo fue alzado a los cielos

Su Sesión Jesús reina en los cielos

Mediación Jesucristo es el mediador entre Dios y el hombre

El Sacrificio Jesucristo hizo expiación por el pecado

Redención Definida Jesucristo murió por los elegidos de Dios

TERCERA PARTE:
DIOS REVELADO COMO
SEÑOR DE LA GRACIA

El Parácleto El Espíritu Santo les ministra a los creyentes

Salvación Jesús rescata a los suyos del pecado

Elección Dios escoge a los suyos

El Llamado Eficaz Dios atrae a los suyos hacia Sí

La Iluminación El Espíritu Santo da comprensión espiritual

Regeneración El cristiano nace de nuevo

Obras Las buenas obras son una expresión de la fe

Arrepentimiento El cristiano cambia radicalmente

Justificación La salvación es por gracia, por medio de la fe

Adopción Dios hace hijos suyos de los que forman su pueblo

Santificación El cristiano crece en la gracia

Libertad La salvación trae consigo libertad

Legalismo Trabajar por el favor divino nos quita el derecho a Él

Antinomianismo No hemos sido liberados para pecar

Amor Amar es algo básico dentro de la conducta del cristiano

Esperanza La esperanza es básica en la postura cristiana

Iniciativa El cristiano vive para agradar a Dios

Oración Los cristianos practican la comunión con Dios

Juramentos Y Votos Los cristianos deben ser veraces

Reino De Dios Los cristianos deben manifestar el estilo de vida del Reino

Apóstoles Los representantes de Jesús ejercieron la autoridad de Él

Iglesia Dios forma una nueva comunidad con los suyos

Palabra Y Sacramento Cómo identificar a una iglesia genuina

Ancianos Los pastores deben cuidar de la iglesia

Sacramentos Cristo instituyó dos sellos del pacto con Dios

Bautismo Este rito manifiesta la unión con Cristo

La Santa Cena Este rito manifiesta comunión con Cristo

Disciplina La iglesia debe mantener en alto las normas cristianas

Misión Cristo envía a la iglesia al mundo

Dones Espirituales El Espíritu Santo equipa a la iglesia

Matrimonio El matrimonio tiene por propósito ser un pacto de relación permanente

La Familia El hogar cristiano esuna unidad espiritual

El Mundo Los cristianos están en la sociedad para servirla y transformarla

El Estado Los cristianos deben respetar el gobierno civil

CUARTA PARTE:
DIOS REVELADO COMO
SEÑOR DEL DESTINO

Perseverancia Dios mantiene seguro a su pueblo

Pecado Imperdonable Sólo la impenitencia carecerá de perdón

Mortalidad Los cristianos no tienen que temer a la muerte

Segunda Venida Jesucristo regresará a la tierra en gloria

Resurrección General Los muertos en cristo resucitarán en gloria

Trono Del Juicio Dios juzgará a toda la humanidad

Infierno Los malvados serán lanzados a una angustia que no tendrá fin

Cielo Dios recibirá a los suyos en el gozo eterno

Extracto:

INCAPACIDAD

LOS SERES HUMANOS CAÍDOS SON LIBRES
Y ESCLAVOS AUN TIEMPO

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá?

Jeremías 17:9

Una reflexión clara acerca de la naturaleza humana caída exige que se haga una distinción entre lo que se ha llamado durante los dos últimos siglos agencia libre y lo que se ha Hamado voluntad libre desde los principios del cristianismo. Agustín, Lutero, Calvino y otros hablaron de la voluntad libre en dos sentidos, ordinario el primeroe importante el segundo, pero esto resultaba confuso, y es mejor usar siempre la palabra en el primero de estos sentidos.

La agencia libre es marca de los seres humanos como tales. Todos los humanos son agentes libres, en el sentido de que toman sus propias decisiones en cuanto a lo que harán, escogiendo según les parece, a la luz de su sentido de lo correcto y lo incorrecto, y las inclinaciones que sienten. Así es como son agentes morales, responsables ante Dios y entre ellos por sus decisiones voluntarias. Así era Adán, tanto antes de pecar como después; así somos nosotros ahora, y así son los santos glorificados que están confirmados en gracia de tal manera, que ya no tienen dentro de sí la inclinación al pecado. La incapacidad de pecar va a ser uno de los deleites y glorias del cielo, pero no va a liquidar la humanidad de la persona; los santos glorificados aún tomarán decisiones de acuerdo con su naturaleza, y estas decisiones serán también producto de la agencia libre humana, porque siempre serán buenas y justas.

No obstante, los maestros cristianos han definido a partir del siglo II la voluntad libre como la capacidad para escoger todas las opciones morales que ofrezca una situación, y Agustín afirmó, en contra de Pelagio y de la mayoría de los Padres griegos, que el pecado original nos ha privado de voluntad libre en este sentido. No tenemos capacidad natural para discernir y escoger el camino de Dios, porque no tenemos una inclinación natural hacia Él; nuestro corazón se halla esclavizado al pecado, y sólo la gracia de la regeneración nos puede liberar de esa esclavitud. En su sustancia, esto es lo que enseña Pablo en Romanos 6:16–23; sólo la voluntad liberada (Pablo habla de la persona liberada) escoge la justicia libre y voluntariamente. El amor permanente por la justicia—esto es, la inclinación del corazón hacia la manera de vivir que agrada a Dios—es un aspecto de la libertad que da Cristo (Juan 8:34–36; Gálatas 5:1, 13).

Vale la pena observar que la voluntad es una abstracción. Mi voluntad no es una parte de mi ser que yo pueda mover o no mover, según decida, como la mano o el pie; es precisamente mi propio yo, decidiendo actuar y después, entrando en acción. Podemos expresar con mayor claridad la verdad con respecto a la agencia libre, y a que Cristo domina al esclavo del pecado del dominio de éste, si dejamos a un lado la palabra voluntad, y cada persona dice: “Yo soy el agente libre, moralmente responsable; yo soy el esclavo del pecado a quien Cristo debe liberar; yo soy el ser caído que sólo tengo en mí capacidad para tomar decisiones contra Dios hasta que Él me renueve el corazón.

J. I. Packer

Autor: J. I. Packer

Teólogo cristiano de tradición reformada y anglicana. Actualmente es el profesor de teología en Regent College.El Doctor Packer es considerado una de las figuras mas influyentes entre los evangélicos de norteamerica


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!