Adquiera su copia digital aquí


Extracto:

CUANDO LAS PALABRAS ESTAN DE MAS

La mujer cristiana no debe tratar de convertirse en la voz de la conciencia del esposo. No podemos esperar que alguien se conduzca como cristiano si no lo es. Pedro enfatiza que al esposo se lo gana para Cristo sin palabras. “De modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra, puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus esposas al observar vuestro casto y respetuoso comportamiento.

No es necesario idear trampitas evangelísticas, colocar tratados debajo de su plato a la hora de comer ni estar continuamente sermoneando. Es probable que todo ello produzca un efecto contrario. El Espíritu Santo usará la conducta de la esposa para obrar en la conciencia del marido inconverso. Esto no significa que nunca haya que testificarle. Claro que sí. La conducta de la esposa brindará la oportunidad de testificar, y ella con toda libertad podrá explicar lo que Cristo ha hecho en su vida. Tanto antes como después del testimonio mismo, lo que importa y tiene aun más peso son las acciones y actitudes bíblicas (Mateo 5:16; Gálatas 5:19–23).

Jaime Miron

Autor: Jaime Miron

Dr. Jaime Mirón, maestro de la Biblia, escritor y consejero bíblico, ha ministrado con el evangelista Luis Palau durante 34 años. Actualmente es vicepresidente de la Asociación Evangelística Luis Palau a cargo de los ministerios en América Latina.

El Dr. Mirón también dirige los centros de consultas establecidos durante las cruzadas evangelísticas con Luis Palau, centros para atender personas con preguntas y/o problemas. Como fruto de este ministerio, el Dr. Mirón está escribiendo una serie de libros relacionados con la consejería, dos de los cuales ya han sido publicados por Editorial Unilit: Mi esposo no es cristiano. ¿Qué hago; La amargura, el pecado más contagioso; Iglesia o secta; acaba de terminar otro que se titula. ¿Estoy preparado para la guerra espiritual?


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!