Adquiera su copia digital aquí

Contenido

Introducción

1   Definición

2   El papel del texto

3   El arreglo de un propósito definido

4   La preparación del tema para el mensaje

5   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: La introducción

6   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: El cuerpo, división del material

7   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: Sermón temático

8   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: Sermones doctrinales y textuales

9   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: Sermón expositivo

10   Como arreglar las diferentes partes del mensaje: La conclusión

11   La preparación del predicador y los métodos para presentar el mensaje

Sección de comprobaciones

Lección 1

Lección 2

Lección 3

Lección 4

Lección 5

Lección 6

Lección 7

Lección 8

Lección 9

Lección 10

Lección 11

Extracto:

La predicación cristiana es una vocación, un llamado a hablar en nombre de Dios. Al proclamar el mensaje de Dios, los predicadores lo expresan en las formas que el pueblo puede entender. El propósito general de este curso es que el alumno aprenda cómo preparar un sermón que presenta el mensaje de Dios de manera que toca el corazón y la vida de los oyentes.

Este curso es diferente de muchos otros libros de estudio en que está arreglado para que el alumno pueda aprender en su propia casa por el estudio diario. Estudiando un poco cada día puede asimilar el material en forma tranquila, meditada y provechosa; y así aprovecharse mejor de la hora de la clase, donde se reúna con otros alumnos para aclarar los puntos oscuros, para ampliar la información dada en el texto y para comentar sobre la materia con los demás.

El curso consiste de 11 lecciones, pero sería aconsejable que dedique algunas semanas adicionales a la preparación de sermones y su análisis en la hora de la clase. Además el alumno puede hacer un estudio analítico y crítico de sermones de varios predicadores en América Latina.

Se sugiere que, antes de empezar este curso, se realice un curso de análisis textual que ayudará al alumno en la interpretación bíblica que exige la predicación.

Cada lección consiste de tres elementos: la información, la aplicación y la comprobación. La información da el contenido de la lección. Debe estudiarla hasta que esté clara. Después sigue con la aplicación por contestar algunas preguntas o hacer unos ejercicios de práctica sobre la información. Después de contestar las preguntas y hacer los ejercicios, usted puede comparar sus respuestas con las dadas en las comprobaciones, para ver si ha contestado bien. La sección de comprobaciones comienza en la página 99. Las comprobaciones dan las respuestas correctas y en algunas casos explican porque otras respuestas están equivocadas. Algunos ejercicios no tienen comprobación sino son para comentar en la clase.

¡Adelante! ¡Que el Señor le ayude a prepararse mejor para su obra!

Autor: Jose Franco


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!