Hace unos domingos tuve el reto de presentar un mensaje bíblico a gente no creyente,  la mayoría eran estudiantes de Maestrías o PhDs en ciencias,  y más complicado,  aún mí mensaje estaba en inglés,   la gente que estaba allí era principalmente  de China,  Indonesia y Taiwán,  y su inglés era muy limitado.

Decidí tomar Mateo 7: 24-29 (Los dos cimientos) con el tema del sabio y el necio.    Usando la presentación de PowerPoint como ayuda visual presenté estos puntos:

¿Cómo puedo ser sabio?

¿Quién es necio?

Jesús y los γραμματευς

La apuesta de Pascal

¿Cómo puedo ser sabio?  (Mat 7:24)

Los sinónimos son de interés para los que aprenden inglés. Así que pensamos inicialmente en sinónimos para las palabras principales en Mat. 7:24.

“Pues”:   Por tanto,  luego.    Son palabras que conectan al texto anterior.   Leímos brevemente Mat 7: 15-23 con sus mensajes sobre “Por los frutos los conocerán”  y “Nunca les conocí”.   En ambos pasajes Jesús avisa acerca de juicio, presentando  una situación peligrosa para el no creyente.

“Oye”: atiende,  toma  interés.  En este caso es más que oír con los oídos es entender para hacer.

“Práctica”:   Esto incluye ideas de hábito y rutina en lo cotidiano.

“Prudente”    Esta persona es alguien sabio o juicioso.    Es más que inteligente,  que demuestra conocimientos en acciones muy buenas.

Con un gráfico de una casa construida sobre roca,  se presentó la conexión entre comprender,  practicar y finalmente ser sabio

¿Quién es necio?  (Mat 7:26)

Igualmente se examinaron sinónimos de palabras claves:

“Pero” lleva la idea de algo opuesto,  diferente.   En esta sección del pasaje hay un cuadro radical de destrucción.

“Insensato” es alguien necio quien actúa sin pensar.

Mirando en un gráfico de la destrucción de una casa construida sobre arena,  se muestra cómo es el necio.     Jesús explica que también el necio es quien no hace su mensaje.

El punto principal de Jesús es que hay dos tipos de personas que escuchan al mensaje pero solamente los prudentes lo practican.

Jesús y los γραμματευς (Mat. 7:28-29)

Era factible usar un poco del idioma original, ya que la mayoría de la congregación eran científicos con conocimiento del alfabeto griego.  En el texto la palabra  γραμματευς,  que suena similar a “gramática”,  indica personas entrenadas en cosas escritas.    Estos eran los escribas del Nuevo Testamento,  quienes eran gente con poder entre los judíos por sus conocimientos legales.

Otra vez el texto trata con palabras claves:

“Asombraron”.   La misma palabra ocurre en Marcos 7:37 con la reacción de la gente cuando Jesús sanó un sordomudo.    Muestra la reacción de la gente a las acciones milagrosas de Jesús y también a sus enseñanzas.

“Autoridad”.    En Marcos 3:15 se habla de la autoridad de expulsar demonios.     Es una autoridad espiritual,  y era obvio a la gente que Jesús tenía ésta.    En comparación,  la autoridad de los escribas era la de controlar a las personas por sus palabras sin contenido espiritual.

El pasaje muestra hay dos caminos:  Uno con Jesús y el otro con el mensaje religioso del hombre.

La apuesta de Pascal

Blaise Pascal era un científico del siglo XVI;  él  hizo la primera máquina de cálculo aritmético.   Su nombre todavía se usa para una ley de física y un lenguaje de programación.

También era cristiano,  y apologista por la fe,  argumentando en el caso de Jesús y Dios frente al escepticismo.  Era miembro de la Iglesia Católica pero creía en las doctrinas de la Reforma.   Su libro, Los Pensées,  todavía se publica.

Especialmente es conocido por su apuesta sobre la existencia de Dios.  ¿Quién gana:  El incrédulo o el creyente?    Éste se puede aplicar  al punto en el que Mateo hace pensar al lector cuando lee este pasaje.

En forma de una tabla,  la apuesta de Pascal basada en Mateo 7:24-29:

Creo y no practico el mensaje de Jesús Creo y practico el mensaje de Jesús

Jesús no existe, es un mito Se pierde en este mundo (falta de ética, esperanza)  y nada gana en la eternidad Gana en este mundo (ética, esperanza) pero no hay nada en la eternidad
Jesús existe, es real Se pierde en este mundo (falta de ética, esperanza)  y en la eternidad está el infierno Gana en este mundo (ética, esperanza) y mucho más en la eternidad
La mejor apuesta

Pascal argumenta que así aunque Jesús no existiera,   por lógica el hombre sabio sería aquel que confía en él y practica su palabra.

Por supuesto Jesús  existe,  y por tanto,  hay más razón entonces para construir nuestras vidas sobre sus enseñanzas.

David E C Ford

Editor en línea,  Junta de Misiones Internacionales,  Edimburgo

David Ford

Autor: David Ford

Editor de Recursos Teológicos



No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!