Contenido

        Introducción: Solución tierna para un problema duro

  1      La gracia y la conducta humana

  2      Plan perfecto para matrimonios imperfectos

  3      Solución adecuada para una relación inadecuada

  4      Concesión divina para aliviar una tragedia humana

  5      Consecuencias inevitables de una experiencia indeseable

  6      Pasos disponibles para una restauración posible

Extracto del libro:
Ante la idea de un divorcio, las cosas se tornan diferentes. Quien desea tomar una decisión como esta en medio de una situación tan emocional, corre el riesgo de enfocar su pensamiento casi exclusivamente en sus anhelos, intereses y deseos. No va a penar en los otros miembros de la familia. Esto es peligroso, sobre todo cuando existen hijos de por medio.
Sin dudas, el divorcio es una opción cuando existe una relación absolutamente destructiva en la que los adultos y los niños sufrirían más que si se mantiene el matrimonio. No obstante a eso, es indispensable pensar que usted se encuentra frente a una decisión que le afectará para siempre. Alterará todas las áreas de su vida y a todas las personas que están involucradas en ella. La Biblia nos anima a tomar en serio nuestras decisiones y a calcular los costos antes de meternos en un proyecto. Y, por supuesto, la decisión del divorcio no es una excepción (Lucas 14:28–32).
Existen preguntas serias que deben realizarse. En primer lugar, pregúntese: ¿Cómo afectará el divorcio a mi vida? Debe comprender que le afectará emocional y físicamente.
Es posible que en este mismo instante esté sufriendo los estragos de la tensión nerviosa que experimenta. ¿Está absolutamente seguro, está realmente convencido que su vida será mejor después del divorcio? ¿Está su decisión apoyada por la Palabra de Dios? ¿Qué pensará Dios de su situación? Todo el que cree a Dios y quiere vivir bajo los valores divinos debe hacerse estas preguntas. ¿Ha pensado que el divorcio afectará también su situación económica? Es obvio que en la decisión del divorcio no debe influir el beneficio ni el retroceso económico que se experimente. Sin embargo, esto es algo que debe considerarse en la decisión a fin de que ninguno de los dos cónyuges salga perjudicado innecesariamente.

Una puerta llamada Divorcio de David Hormachea está disponible dentro de las bibliotecas de Logos:

www.logos.com/es

Dhormachea

Autor: Dhormachea

Dr. David Hormachea es el presidente y portavoz de la organisación que ayuda a familias ¨De regreso al hogar¨. Vive en California con su esposa y cuatro hijos y viaja en América Latina y los Estados Unidos como charlista en conferencias.
the president and spokesman of the family help organization De Regreso al Hogar. He lives in California with his wife four children and travels throughout Latin America and the United States leading conferences.


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!