CONTENIDO

Prefacio

   I.      Introducción
   II.      Historia de los principios hermenéuticos entre los judíos
   III.      Historia de los principios hermenéuticos en la Iglesia cristiana
   IV.      El objeto de la Hermenéutica Sacra es proporcionar un concepto adecuado de la Biblia
   V.      La interpretación gramatical
   VI.      La interpretación histórica
   VII.      La interpretación teológica

Apéndice

Extracto del libro:

JUNTO CON ESTA UNIDAD, SIN EMBARGO, LA BIBLIA REVELA TAMBIÉN LA MAYOR DIVERSIDAD. Hay varias distinciones que deben tenerse en cuenta al interpretar las Sagradas Escrituras.

      a.      Las diferencias entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Éstos difieren en los siguientes aspectos:

         (1)      Respecto al contenido. El Antiguo Testamento contiene la promesa; el Nuevo Testamento el cumplimiento. El primero señala a la venida de Cristo y nos conduce a él; el segundo parte de él, señalando su completo sacrificio como la expiación por el pecado del mundo. El Antiguo Testamento es el capullo; el Nuevo Testamento, la flor; o como lo expresara San Agustín: «El Nuevo Testamento está oculto en el Antiguo y el Antiguo nos es abierto en el Nuevo».
         (2)      En cuanto a la forma. El Antiguo Testamento es profético, mientras que el Nuevo es apostólico. El elemento simbólico, muy prominente en el primero, es reducido al mínimo en el segundo. Además, el factor divino es más prominente en el Antiguo Testamento que en el Nuevo. No se sabe quiénes fueron los autores humanos de muchos libros del Antiguo Testamento y en los libros proféticos a menudo parecen sumergidos en su autor divino. Además, el Espíritu Santo obra sobre ellos desde fuera. En el Nuevo Testamento en cambio, el Espíritu Santo reside en la Iglesia y opera en los apóstoles desde dentro. Por esto el factor divino se pierde de vista.
         (3)      En su lenguaje. El Antiguo Testamento está escrito en lengua hebrea, con excepción de algunas partes de Daniel y unos pocos versículos de Jeremías y Esdras; mientras que el Nuevo Testamento está escrito en griego helenístico.

      b.      Distinción entre los varios libros de la Biblia. El hecho de que el Espíritu Santo empleara a profetas y apóstoles con sus idiosincrasias personales, sus talentos naturales y su conocimiento adquirido, da naturalmente lugar a una diversidad considerable. Cada autor puso en su libro un sello definido. Cada uno desarrolló sus propios pensamientos de forma distinta, los presentó según la ocasión requería y los expresó en su estilo característico. Hay una gran diferencia, por ejemplo, entre Isaías y Jeremías, entre Pablo y Juan. No todos tienen el mismo vocabulario ni escriben en el mismo estilo. Sus escritos no tienen el mismo contexto histórico y no presentan la verdad desde el mismo punto de vista. Cada libro de la Biblia tiene un carácter individual.

Disponible individualmente en forma descargable:

http://www.logos.com/ebooks/details/PRININBIB

Disponible también en forma decontada en las bibliotecas de Logos:

http://www.logos.com/es

Luis Berkhof

Autor: Luis Berkhof

Louis Berkhof (1873 – 1957) teólogo reformado conocido por su teolgía sistemática (1932). Enseño por casi 4 décadas en el seminario teológico de Calvino de quien fue presidente de 1931 a 1944.


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!