Una buena forma para aprender a orar

“Orad que nos entréis en tentación”

¿Porque dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación”

Estas palabras están archivadas en Lucas 22:40 y 46.

El Señor Jesús en su hora de prueba y angustia lleva a sus discípulos al Getsemaní, les pide que oren, pero ellos se duermen.

¿Dónde nos encontramos nosotros en cuanto a la oración?

Puedes hacerlo, en una hora diario o 15 minutos.

Separemos este proceso en cuatro partes de 15 minutos:

Piensa en Dios.

Habla con el Padre celestial, simplemente por quien es. (Hebreos 13:15) Es Creador; es Amor; es Justo, es Santo, Santo, Santo; es Inmutable; es Todopoderoso; Es Omnisciente; Es Omnipresente, etc. etc.

“Así que. Ofrezcamos siempre a Dios, por medio del El, (Jesús) sacrificio

de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesen su nombre”

Lee la Biblia, porque “El te hablará a ti”

El tiene planes especiales para ti. (Jeremías 29:11; Salmos 40:5 y 17; 139:17; 119:105; e Isaías 55:9)

“Lámpara es mis pies Tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105)

Medita seriamente en lo que has leído y escucha lo que Dios te dice (Salmo 1; Filipenses 4:8)

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito’ porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josue 1:8)

Piensa en ti y en otros.

Confiesa al Padre tus pecados, El te ha perdonado.

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (Juan 1:9; Gálatas 6:1; Santiago 5:13-16) Intercede por otros, especialmente por tu familia.

“No ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones” (Efesios 1:16 y 3:14-21; Efesios 6:1-4; 1 de Pedro 3:7)

Escucha atentamente la voz de Dios (Salmo 46:10)

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra” “El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones” (Salmo 33:11; 1 de Samuel 3:9)

(Proverbios 8:34; 15:31; Eclesiastés 5:1 y Lucas 5:15)

Memoriza la Palabra y úsala en oración

Ora usando el lenguaje Bíblico lo mas posible.

“Dios mió, Dios mió, ¿porque me has desamparado? ¿Por qué estas tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?¨ (Salmo 22:1)

El Señor Jesús citó la Palabra; (Mateo 4:4-10; Salmo 119:9-13)

Pide al Padre por tus necesidades personales (Santiago 4:2)

“Codicias y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.” (Juan 14:12-14 y 15:7; Mateo 6:33)

Ruega por tu pastor o tu mentor (1 de Tesalonicenses 5:12-13) “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros” (1 de Timoteo 5:13-15 y Hebreos 13:7)

Los que están a tú cargo.

Ora por la Iglesia en general. Los diáconos, los oficiales, los maestros, los niños, los jóvenes, las viudas, Etc. (Colosenses 1:3 y 24)

“Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo.¨ “Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la Iglesia” (Efesios 1:15-23, Filipenses 1:1-6)

Ora por los líderes públicos. El presidente, el congreso, el gobernador, el alcalde, Etc. (1 de Timoteo 2:1-8) “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acción de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agrádale delante de Dios nuestro Salvador” …

Ofrece gracias a Dios por todas Sus misericordias. Cuidado con el descuido y fracaso de la ingratitud. ¿Recuerda los 10 leprosos? Solo uno regresó a dar gracias. (Salmo 136)

Ora por los líderes de la Confraternidad Hispana Bautista de California.(Efesios 6:18)

“Orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y suplica por todos los santos” (Efesios 6:18)

Use este folleto para iniciar usted como líder, en su propia vida y luego enseñe a su congregación, grupo o clase, que ésta es la única forma en que el pueblo de Dios derrotará al enemigo.

“La oración eficaz del justo puede mucho.”

“Señor, enséñanos a orar.”

Daniel Sotelo

Autor: Daniel Sotelo

Nacido en Guadalajara, Jalisco, emigró a los Estados Unidos en 1950. Estudio en California Baptist University y en el Golden Gate Baptist Tehological Seminary, obteniendo su bachillerato y fue recientemente honrado con un doctorado. Desde 1954 ha sido pastor en 4 iglesias y ha servido como moderador en tres Asociaciones bautistas en diferentes áreas de California. Ha sido presidente del Compañerismo Bautista Nacional y de California, además de servir como Vice-presidente de la Convención Bautista de California. Ha viajado y predicado en 55 países.


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!