De vez en cuando es necesario recordar a todos el propósito de Biblia.com y cómo ese propósito se debe reflejar en los comentarios que ustedes como usuarios dejan. Sinceramente nos a sorprendido el tono de algunos comentarios, que obviamente no fueron publicados, y por ello intentamos nuevamente encarar el diálogo a un fin de beneficio para todos.

Decíamos en nuestra introducción inicial: “Biblia.com es un proyecto interdenominacional con el cometido de engendrar un conocimiento más profundo de la Palabra de Dios y su aplicación práctica a nuestra generación, en la iglesia evangélica iberoamericana.”

En este marco Biblia.com no pretende resolver las diferencias que ocurren entre hermanos ni tampoco pretende representar la opinión de una iglesia o movimiento cristiano. Biblia.com y sus autores tampoco aprueban o comparten todas las opiniones en los comentarios. Es nuestra intención el dar libertad de expresión y que cada lector imite a los primeros cristianos de Berea, que investigaban en la Biblia lo que el Apóstol Pablo les enseñaba, “escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”.

Estamos en este sitio público para hablar, para escuchar y para dialogar y la política de comentarios se establece con el propósito tener un orden edificante para todos.

Como editores del Blog, miramos todos los comentarios, y podemos asegurar que el 99% de ellos son aprobados porque son de ánimo y ayudan al diálogo, o hacen preguntas al autor, etc. Sin embargo,
Hay unos pocos, que parecen no prestar atención a la política de comentarios. Queremos por lo tanto animarles una vez más a buscar de edificar, animar y construir y aquellos comentarios que desde ahora en más no se ajusten a las pautas establecidas seguidamente, simplemente no las publicaremos.

También debemos acortar el largo de los comentarios y cerrar la sección de comentarios en artículos pasados. Por lo tanto, le pedimos que considere nuevamente estas pautas y se ajuste a ellas, de esta manera todos seremos bendecidos.

Política de comentarios

El propósito de Biblia.com es publicar artículos y temas acerca de la Biblia, escritos por líderes, pastores y profesores de seminario. También nos interesa la interacción y comentarios de la comunidad cristiana. No limitaremos las opiniones que se puedan expresar en los comentarios. Lo único que pedimos es que todo se haga con respeto. Para mayor aprovechamiento de todos, pedimos que los comentarios sigan las siguientes pautas:
1. No realice ataques personales: difamaciones o ataques al carácter de una persona no serán aceptados (como: “es obvio que usted no conoce a Dios” etc.). Puede estar en desacuerdo con el autor sin tacharlo de hereje. Hablemos dentro del marco de Ef. 4:15 “…siguiendo la verdad en amor”.
2. No ataque motivaciones: no es necesario impugnar motivaciones o intenciones maléficas cuando uno está en desacuerdo con lo escrito. No conocemos los motivos e intenciones del corazón y por lo tanto no debemos juzgar.
3. Comentarios en desacuerdo: Sí podemos estar en desacuerdo, y expresarlo con respeto.
4. Sea conciso en los comentarios. Los comentarios de más de 300 palabras no serán publicados.
5. Mantenga sus comentarios relacionados al tema.
6. Recuerde, la zona de comentarios no es un foro de comunicación entre lectores, concrete sus comentarios al tema que el autor ha desarrollado.
7. No escriba EN MAYUSCULAS, puesto que es más difícil de leer.
8. Sea breve en las citas bíblicas. Nos gusta que se cite la Biblia, pues es un sitio para la Biblia. Pero es preferible citas cortas y el uso de referencias bíblicas cuando el pasaje es muy largo.
9. Revise su comentario con respecto a gramática y ortografía. Si hay demasiados errores no se puede entender lo que se quiere decir.
10. Comentarios sobre blogs de más de un mes de antigüedad no serán publicados.
Muchas gracias
Guillermo Powell

Guillermo Powell

Autor: Guillermo Powell

es el director internacional de Software Bíblico Logos. Argentino, ahora reside en los EE.UU.



No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!