Hace unos días escribí sobre la estructura de la iglesia. Indudablemente incluí otros temas relacionados. La razón mía, fue solo para provocar un diálogo y poder platicar con los interesados.

Al recibir una nota sobre el tema, de un amigo y colega, sabio y conocedor del asunto, pensé que trataría de hacer una conclusión, pero no un modelo. Porque el único modelo es nuestro Señor Jesús. No hay otro, El y solo El nos presenta lo ideal.

Los apóstoles, especialmente el apóstol Pablo, nos presentan conceptos y bases, donde vemos “iglesia éxito”, pero no un modelo. Porque solo el pastor de la iglesia, puede determinar que estructura y sistema puede desarrollar en la comunidad, cultura y país donde se encuentra.

Pensando de pastores que Dios ha utilizado y que han servido con dignidad y han dejado obras saludables al retirarse o renunciar. Pienso en los hombres de Dios que han reconocido que la Iglesia pertenece a Cristo y no a ellos. Siervos que han confiado en la doctrina que han enseñado y que los cimientos que han dejado son totalmente Bíblicos. Cuando ellos se retiran del pastorado, la Iglesia que cuidaron, sigue adelante haciendo la misma o mejor obra, que cuando él era el pastor. Cuando un pastor renuncia al cargo o se jubila, debe dejar la congregación, reunirse y servir en otro lugar. Si enseñó la Biblia, Jesucristo es el Cimiento, el Arquitecto, el Constructor, el Inspector y Protector, no yo. En Revelación 3:20, “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye Mi voz y abre la puerta, Yo entraré a él, y cenaré con él y él Conmigo” Esta es la invitación de Cristo a las Iglesias de Asia Menor. Y es a cada una de las del siglo 21. ¡Hermano, escuche la voz del Señor! La Iglesia es de Cristo y El la puede cuidar, mejor que nosotros.

El pastor modelo, es aquel que cree que las palabras de Cristo son veraces y vigentes en el presente. “…Y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.” Cristo es el dueño, fundador y protector de Su propio cuerpo. Nosotros no tenemos que defender la verdad. La verdad no necesita defensa. Judas 3 dice: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario exhortándoos que CONTENDAIS ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.” Alguien ha dicho, que la verdad es como el león en la selva, suéltalo.

El pastor modelo, es aquel que toma su pauta en el pastorado, del Pastor de los pastores. No hay un patrón en los apóstoles diferente. Pablo dice: “Se imitadores de mí, como yo soy de Cristo” (1 de Corintios 11:1) El es el Buen pastor, el Gran pastor y el Pastor de los pastores. De acuerdo a los dones, habilidades, educación, cultura y llamado, cada quien edifica sobre el fundamento y doctrina de los doce originales. Ellos dicen: ¿“A quién iremos, Tu tienes palabras de vida eterna”? (Juan 6:68) Cuando el Señor fue a Nazaret y entró en la sinagoga, “…Los ojos de todos estaban fijos en El” (Lucas 4:19)

Si un pastor quiere en realidad ser exitoso en su tarea, conozca a Cristo mejor. Enseñe la doctrina Bíblica de Cristo, no de los filósofos o maestros del seminario. La Biblia no necesita palancas, es clara en su texto. Lo que tenemos que hacer es conocer, todo el texto, para no sacar un texto fuera del contexto y utilizarlo como un pretexto, para dar nuestra opinión, que siempre será incorrecta. La sana doctrina viene de nuestro entendimiento de las grandes doctrinas de la Palabra de Dios. Y aquí no hay lugar para especulaciones humanas. Cuando Pablo dice: “Yo se a quien ha creído” no está titubeando. Cuando Job dice: “Yo se que mi Redentor vive” hay certidumbre en él.

La sana doctrina, goteará como la lluvia, destilará como el rocío, vendrá como llovizna sobre la grama y como las gotas sobre la hierba. Esto Moisés lo enseñó, la palabra de Jehová. Por eso es que Pablo exhorta a Tito: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (2:1) Y el fundamento de la doctrina bíblica es lo que los apóstoles enseñan (Efesios 2:20)

Podríamos citar las grandes doctrinas de la Biblia, pero si sólo van al Mensaje y Fe Bautista podrán ver lo básico de nuestra fe cristiana. Si desean una copia, con gusto se las facilitaré por correo electrónico.

¿El modelo pastoral? Ese es usted hermano, llamado por Dios a ser pastor de Su Iglesia. Al repasar mi ministerio y en donde he tenido el privilegio de servir, he notado que, si algún éxito he tenido es porque siempre he creído que Dios me llamó y que El es el responsable por mi familia y por todo lo que quiere que haga. He sido arrojado, decisivo y algunas veces atroz. Pero Dios me ha sacado de miles de aprieto y situaciones difíciles. Para mi no ha sido difícil dejar de trabajar secularmente, ni mantener a una esposa y siete hijos y al mismo tiempo pastorear la Iglesia.

Mi esposa nunca ha trabajado un día fuera de su casa. Nunca nos ha faltado, aunque en ocasiones la vida parecía tirana y contraria. Pero Dios que es grande en misericordia, siempre llega a tiempo. No trate de imitar a otros. El único modelo es nuestro Señor Jesucristo. Recíbalo, obedézcale, conózcale, confíele, sírvale y que sus ojos siempre estén fijos en El. La victoria es segura. Si ha sentido y escuchado el llamado de El, entréguese totalmente a El. Si no, simplemente sea un hijo obediente y apoye al pastor que demuestra creer y enseñar la Biblia.

“Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de nuestra fe, el cual por el gozo puesto delante de El sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:2) ¡Gloria sea a nuestro bendito Señor y Salvador!

En el Reino de los Cielos y en el mundo, el privilegio y cargo mas elevado y de mayor responsabilidad, es el de ser PASTOR DE LA IGLESIA QUE CRISTO COMPRO.

Daniel Sotelo

Autor: Daniel Sotelo

Nacido en Guadalajara, Jalisco, emigró a los Estados Unidos en 1950. Estudio en California Baptist University y en el Golden Gate Baptist Tehological Seminary, obteniendo su bachillerato y fue recientemente honrado con un doctorado. Desde 1954 ha sido pastor en 4 iglesias y ha servido como moderador en tres Asociaciones bautistas en diferentes áreas de California. Ha sido presidente del Compañerismo Bautista Nacional y de California, además de servir como Vice-presidente de la Convención Bautista de California. Ha viajado y predicado en 55 países.


Etiquetas:


No te lo pierdas

Recibe lo último en noticias, contenido, y más de Ayuda pastoral —¡inscríbete hoy!